“La mención de la política es una manera segura para dormir a los adolescentes.”
-Leila D’Angelo en The Guardian

Hola. Soy una adolescente. Soy una adolescente bisexual que es una ciudadana americana y que le interesa el destino de nuestro país.

Y tengo miedo.

La gente como Leila D’Angelo y los humanos de cada día dicen que los adolescentes no están suficientemente informados para entender la política – ellos no son lo bastante maduros para entender los problemas. Sin embargo, puedo distinguir el bien del mal, ¿no? Entiendo lo básico de gobernar, y entiendo mis propias creencias. Entiendo valores morales, y he desarrollado mis propias opiniones sobre el mundo. Hago un gran esfuerzo por permanecer informada sobre los sucesos del mundo, y actuó por mi propia iniciativa.

Y tengo miedo.

La gente dice que a los adolescentes no les interesa la política, y sin embargo mi escuela tuvo sus propias elecciones, en las que todos estuvimos involucrados. Y sin embargo mi escuela tuvo debates políticos apasionados basados en nuestras propias opiniones y valores. Y sin embargo una de las electivas más populares de mi escuela es la clase sobre asuntos contemporáneos. Y sin embargo, mis pares pueden tener debates informados y comprometidos sobre problemas del mundo moderno, como los derechos civiles, la economía, y la atención médica. Y sin embargo, la marcha de mujeres Black Mountain tuvo una concurrencia enorme de jóvenes, y estoy orgullosa de eso. Y sin embargo, la mayoría de adolescentes que conozco son como yo—interesados en el destino de nuestro país.

Y tenemos miedo.

¿Por qué, te preguntas? ¿Por qué tengo miedo? Porque yo creo en la igualdad. Porque soy una feminista, y soy una chica. Porque soy una parte de la comunidad LGBT+. Porque tengo amigos hispanos. Porque tengo amigos afroamericanos. Porque soy mi propia persona, y quiero que mi cuerpo sea mi cuerpo. Porque Donald Trump ha sido elegido presidente, y él ha hecho comentarios claramente discriminatorios sobre asuntos de raza, género, y LGBT+. Porque él ha medido a las mujeres por su apariencia en una escala—1 a 10. Porque yo quiero ser vista más que como un objeto bello. Porque la gente lo está remedando. Porque el presidente de los Estados Unidos se ha jactado de la agresión sexual, y ha sido acusado de violar a una chica de 13 años. Porque soy una chica de 13 años, y quiero sentirme segura en mi propio país.

Y por eso, tengo miedo.

Por favor, recuerda que estás moldeando este país por tus hijos. Y a nosotros nos importa, y tenemos miedo por nuestro futuro. Así que la próxima vez que hables de política, inclúyenos en la conversación. Aunque ustedes son los que hacen las decisiones hoy en este mundo, no olviden pensar en los que las harán después de ustedes.
Porque tenemos miedo, y queremos un mundo que nos acepte por quienes somos.