Todo comenzó con un grupo de “La voz de los jóvenes”. Asistimos a un espectáculo, Historia de la danza afroamericana, realizado por Camille A. Brown, y queríamos entrevistarla a ella personalmente para que pudiéramos ponerlo en una historia. Le hicimos preguntas sobre su vida creciendo como una chica negra que quería ser bailarina, y lo que la hizo querer seguir bailando. También por qué ella contó su historia a través del baile y su punto de vista sobre éste.
Camille Brown dice que cuando era niña, fue discriminada y el baile era una forma de expresarse y aliviarse del estrés y la ira. Ella sintió que el baile era la única forma en que podía contar esta historia. Dijo que eso es lo que la hizo querer contar una historia como esta, y que ella sentía que las mujeres a menudo son clasificadas o juzgadas de tal forma que los hombres nunca entenderían. Así que pensó que contaría la historia de esto, como si la hubiera motivado romper el silencio sobre el tema el baile y la coreografía.
A lo largo de su vida, al tratar de ser bailarina, a menudo la gente desmotivaba a Camille diciéndole que era demasiado pequeña, que su voz no era lo suficientemente fuerte, que ella no era lo suficientemente alta, etc. Esto mató su autoestima y a menudo la hizo sentir deprimida que nadie viera su potencial como bailarina, y también como mujer negra. Ella usó esto en su beneficio, motivándose a convertirse en la gran bailarina que es hoy.

Muchas gracias al Teatro Diana Wortham por hacer posible que asistiéramos al espectáculo y nos encontráramos con Camille Brown después de su performance